Experiencia y compromiso absoluto para su salud visual

Lentes blandos

Los lentes de contacto blandos son lentes muy bien tolerados, que generan muy pocas molestias a los pacientes. Son los más utilizados hoy en día por su comodidad. Pueden ser desechables, no desechables, tóricos (corrigen hasta 4 dioptrías de astigmatismo) y cosméticos (de colores).

Lentes de contacto blandos -no desechables-

Los lentes de contacto blandos no desechables son una buena opción para los pacientes que van a utilizar lentes blandos por primera vez, pues son un poco más rígidos que los desechables y son más fáciles de manipular para el paciente novato.

Lentes de contacto blandos -desechables-
Los lentes de contacto blandos desechables se han venido imponiendo a nivel mundial por su mayor comodidad a largo plazo, higiene y posibilidad de cambiar la fórmula frecuentemente. Usualmente vienen en cajas con 6 lentes, para cambio cada uno ó dos meses.

Lentes de contacto blandos -desechables tóricos-

Los lentes de contacto blandos desechables tóricos son lentes que tienen la capacidad de corregir hasta 4 dioptrías de astigmatismo. Son mucho mejor tolerados que los lentes rígidos, pero no son tan efectivos en córneas enfermas o luego de un transplante corneal. Usualmente vienen en cajas con 6 lentes, para cambio cada uno ó dos meses.

Lentes de contacto blandos -cosméticos-

Los lentes de contacto blandos cosméticos son lentes que además de corregir el defecto refractivo del paciente ofrecen una gama razonable de colores tales como verde, miel, azul, gris, de tal manera que el paciente logra el doble resultado de corrección óptica y efecto estético.

Pionero en cirugía de cataratas mediante facoemulsificación (incisión pequeña) con implantación  de lentes normales y multifocales.

Cirugía de pterigión con adhesivo tisular, cirugías de reconstrucción de la superficie ocular con membrana amniótica.

Trasplante corneal por capas (penetrante, laminar anterior y endotelial), entre otras.