Procedimientos quirúrgicos que impactan positivamente su salud visual

Glaucoma

Iridotomia Periférica con Láser

La IRIDOTOMIA PERIFERICA CON LASER (Ver Glaucoma: Su prevencion y tratamiento en biblioteca para pacientes) es un procedimiento que se realiza en ojos que tienen una predisposición anatómica a desarrollar un «Ataque Agudo de Glaucoma por Bloqueo Pupilar»; esta conformación anatómica se denomina Angulo Estrecho, y quiere decir que la malla trabecular (el sitio por donde el liquido drena del interior del ojo) tiene un alto riesgo de quedar ocluída por el iris mismo (tal y como se tapa un desague con hojas de un árbol).

La iridotomía periférica con rayos laser consiste en realizar una pequeña perforación (de 0.5 a 1 mm de diámetro) en la periferia del iris para evitar que este se abombe y ocluya la malla trabecular.

El procedimiento se realiza en un consultorio especialmente habilitado para la aplicación de rayos laser; es un equipo similar al equipo con el cual se examina a los pacientes en el consultorio, simplemente que tiene una unidad para aplicar rayos laser anexa.

Como anestesia se emplean gotas (las mismas que se emplean para tomar la presión intraocular en consulta), se utiliza un lente especial para enfocar bien los rayos en el iris, y el procedimiento (totalmente indoloro) dura unos 10 minutos en total.

Luego del procedimiento no hay ningún tipo de dolor, incapacidad o limitación física; puede hacer ejercicio, leer, ver TV, y usar el computador libremente.

Trabeculoplastia Selectiva con Láser

“La TRABECULOPLASTIA SELECTIVA CON LASER” (Ver Glaucoma: Su prevencion y tratamiento en biblioteca para pacientes)es un procedimiento con el cual se busca modificar la estructura anatómica y bioquímica de la malla trabecular (el sitio de drenaje del ojo), con la finalidad de que permita una mayor salida de líquido intraocular y así disminuya la presión del ojo.

No es un reemplazo absoluto para la cirugía (trabeculectomía) pero sí es una excelente primera opción, sobretodo en pacientes jóvenes, ya que logra aplazar la necesidad de cirugía entre 5 y 8 años.

El procedimiento se realiza en un consultorio especialmente habilitado para la aplicación de rayos laser; es un equipo similar al equipo con el cual se examina a los pacientes en el consultorio, simplemente que tiene una unidad para aplicar rayos laser anexa.

Como anestesia se emplean gotas (las mismas que se emplean para tomar la presión intraocular en consulta), se utiliza un lente especial para enfocar bien los rayos en el iris, y el procedimiento (totalmente indoloro) dura unos 15 minutos en total. Luego del procedimiento no hay ningún tipo de dolor, incapacidad o limitación física; puede hacer ejercicio, leer, ver TV, y usar el computador libremente.