Procedimientos quirúrgicos que impactan positivamente su salud visual

Cirugía de Presbicie

Cirugía de cristalino transparente con lente intraocular multifocal para presbicie (PRELEX)

La Presbicie (dificultad para ver de cerca) usualmente aparece alrededor de los 40 años y tiende a empeorar con el paso de los años, de manera que el paciente debe alejar los objetos cada vez más para poderlos ver claramente. Si su visión se está deteriorando de esta manera, lo que sucede es que el lente dentro de su ojo (el cristalino) se está endureciendo y pierde la habilidad para enfocar; PRELEX significa PREsbyopic Lens EXchange, y consiste en reemplazar su cristalino endurecido por un Lente Intraocular Multifocal que le permitirá ver de lejos y cerca sin necesidad de anteojos.

¿En qué consiste el procedimiento?

Se deben tomar una serie de medidas muy precisas de los ojos del paciente para lograr un buen resultado visual. El procedimiento en sí mismo es igual al de una cirugía de cataratas, solo que acá no  se está removiendo un cristalino opaco por cataratas sino transparente pero que no enfoca bien.  El cristalino es reemplazado por un lente intraocular multifocal.

Como la presbicie afecta ambos ojos, se deben operar los dos ojos, lo cual se hace con una separación de unos 8 días; una vez operados ambos ojos se obtiene el beneficio completo de la multifocalidad de estos lentes intraoculares y la necesidad de anteojos para las actividades comunes de la vida diaria es mínima.

¿Cuánto tiempo toma la recuperación?

La mayoría de los pacientes ve bien de cerca al día siguiente de la cirugía; la visión lejana se demora unos días más en aclarar del todo.

Luego de operado es necesario un compás de espera para que el cerebro se acostumbre a “usar” estos nuevos lentes, lo cual toma entre 8 y 30 días; este proceso se llama “neuroadaptación”.

Es normal ver halos alrededor de las luces durante la noche, especialmente durante los primeros meses luego de la cirugía; esta visión es una combinación de lo que el paciente realmente “ve” y de cómo interpreta estas nuevas imágenes su cerebro. En la gran mayoría de los casos estas imágenes desaparecen a medida que el cerebro aprende a ignorarlas.

Extracción de cristalino + implantación de lente intraocular multifocal (PRELEX).