Procedimientos quirúrgicos que impactan positivamente su salud visual

Cirugía de Cataratas

La cirugia de cataratas es una cirugía de alta complejidad que se realiza muy frecuentemente. (Ver Cirugía de Cataratas: Diagnóstico y Tratamiento en biblioteca para pacientes)

A todas las personas tarde o temprano –al envejecer, por traumas físicos, o por enfermedades como diabetes- les dan cataratas.

La técnica utilizada se denomina “Facoemulsificación”y consiste en disolver el cristalino cataratoso con ultrasonido, y aspirarlo simultáneamente a través de una incisión de unos 2.5 mm, sin necesidad de colocar puntos de sutura; la cirugía demora entre 15 y 20 minutos, y es absolutamente indolora tanto durante como después de la misma.

La cirugía se realiza en una clínica, de manera ambulatoria (no hay que dormir en la clínica), con anestesia local (incluso en gotas) o general (según lo decidan el paciente y su oftalmólogo).

En general el resultado es muy bueno, y la visión y calidad de vida del paciente mejoran sustancialmente y puede retornar a sus actividades normales en 2 ó 3 días.

Desde el día siguiente de la cirugía el paciente puede llevar su vida normal; esto es, leer, ver TV, computador, manejar su carro, e incluso ir al gimnasio.

Las únicas limitaciones son que no se debe rascar ni mojar el ojo operado durante un mes.

Antes de la cirugía
Después de la cirugía

Secuencia de inyección y desdoblamiento del lente intraocular dentro del ojo

Lente intraocular acrílico asférico plegable

Cuándo se remueve el cristalino durante la Cirugía de cataratas, se procede a colocar un lente intraocular para reemplazar el cristalino y enfocar adecuadamente la visión del paciente.  Los lentes intraoculares modernos son de una altísima calidad, y sofisticación. El material más utilizado es acrílico, el cual se puede plegar o doblar para ser introducido por una incisión de 2 milímetros; una vez dentro del ojo, se desdobla y logra un diámetro total de 12 milímetros.

Los lentes asféricos son construidos de manera que compensen la curvatura del ojo, para que los rayos de luz sean enfocados más precisamente en la retina y haya una mejor calidad de visión.

Los lentes asféricos pueden ser Monofocales (enfocan el ojo de lejos o de cerca), Tóricos (compensan el astigmatismo pre-existente) o Multifocales (enfocan el ojo de lejos y de cerca).

Lente intraocular acrílico asférico plegable tórico

Los LENTES INTRAOCULARES TÓRICOS son lentes que están construidos de manera que compensen o corrijan el astigmatismo pre-existente en la córnea del paciente, de manera que su agudeza visual luego de cirugía sea muy buena sin necesidad de utilizar anteojos.

Lente intraocular acrílico asférico plegable multifocal

Los Lentes Intraoculares Multifocales son lentes supremamente sofisticados, que permiten al paciente ver de lejos y de cerca sin necesidad de utilizar anteojos para más del 90% de sus actividades diarias normales; la vision intermedia (por ejemplo el computador) es menos buena y algunos pacientes requieren de anteojos para esta. Estos lentes equivalen a dos lentes en uno: uno para ver de lejos y otro para ver de cerca. Es importante anotar que es necesario implantarlos en AMBOS ojos, para que funcionen cómodamente.