Procedimientos quirúrgicos que impactan positivamente su salud visual

LASIK para miopía, astigmatismo, hipermetropía y presbicie

(Ver Cirugía LASIK para miopía, astigmatismo, hipermetropía y presbicie en biblioteca para pacientes)

El término LASIK significa Laser Assisted in-SItu Keratomileusis.  Esta técnica utiliza instrumental de microcirugía preciso y automatizado, con resultados visuales excelentes en personas que no están satisfechas con el uso permanente de anteojos o lentes de contacto para la corrección de Miopía, Hipermetropía, Astigmatismo y Presbicie (LINK A BIBLIOTECA PTES).

Hoy  en día utilizamos equipos de laser supremamente sofisticados que permiten realizar una corrección PERSONALIZADA al defecto refractivo del paciente; esto es, teniendo en cuenta las irregularidades y aberraciones de su sistema óptico en particular (o sea, no hacemos la misma cirugía para dos pacientes que tienen una miopía de -1.00, sino que esta varía de acuerdo a las condiciones particulares del ojo de cada paciente)

La Queratomileusis asistida con Laser Excimer es un procedimiento indoloro que se realiza con gotas de anestesia (las mismas que se utilizan para tomar la presión del ojo durante la consulta) de manera bilateral y ambulatoria.

El procedimiento propiamente dicho toma muy poco tiempo, lo cual es engañoso pues el estudio de cada caso y su planeación preoperatoria requiere una atención y análisis considerables.

Durante el procedimiento se utiliza un instrumento de altísima precisión  denominado Microqueratomo el cual al ser deslizado sobre la superficie corneal separa una pequeña laminilla de aproximadamente 130 micras de espesor, creando un flap de tejido corneal que permanece adherido al ojo en uno de sus extremos (similar a la tapa del motor de un automóvil)

Una vez se ha levantado este flap de córnea, se inicia la aplicación del Laser Excimer sobre la superficie plana expuesta, con el fin de corregir el defecto refractivo del paciente.

El laser tiene un sistema de centrado y seguimiento (“tracking system”) similar al de los aviones de guerra, lo cual garantiza que quede adecuadamente centrado y no sea grave si el paciente mueve los ojos.

Esta etapa del procedimiento dura entre 30 segundos y 2 minutos, dependiendo de la magnitud del defecto refractivo.

Luego de aplicado el laser, se repone la laminilla corneal que se había levantado previamente, se aplican gotas de antibióticos y se coloca una cascarilla protectora sobre el ojo, a través de la cual el paciente puede ver.

Al día siguiente de la cirugía la mayoría de los pacientes experimentan una visión nítida; excepto en situaciones especiales, los pacientes pueden retornar a sus actividades normales 48 horas después de la cirugía.

Las únicas restricciones son:

  • No rascarse los ojos durante un mes
  • No mojarse los ojos en la ducha durante un mes (bañarse de ojos cerrados y espaldas a la ducha).